Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación - Santiago - Metropolitana Santiago - Postgrados Universidad Mayor - Sede Santiago - I23168

Home>Postgrado>Terapia de Rehabilitación>Santiago>Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago) - Santiago - Metropolitana Santiago
 
Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago)
Método: Presencial
Lugar:
Tipo: Postgrado
Enlaces Patrocinados
Loading...

Solicita información sin compromiso
Postgrados Universidad Mayor

Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago) - Santiago - Metropolitana Santiago

Nombre
Apellidos
Teléfono
Teléfono Fijo [Indicativo ciudad + nº]. Ej. 2355555 (Santiago) / Celular [nº celular sin indicativo]. Ej. 98566666
 
 
 
 
Mi teléfono es:
Fijo
Celular
Otro teléfono
Teléfono Fijo [Indicativo ciudad + nº]. Ej. 2355555 (Santiago) / Celular [nº celular sin indicativo]. Ej. 98566666
 
 
 
 
Mi teléfono es:
Fijo
Celular
E-Mail
¿Tienes licenciatura?
Región
Ciudad
Rut/Pasaporte
Mi documento es
Para enviar la solicitud debes aceptar la política de privacidad
* Campos obligatorios

En breve un responsable de Postgrados Universidad Mayor, se pondrá en contacto contigo para informarte.
Por favor, rellena todos los campos correctamente
Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago) - Santiago - Metropolitana Santiago Comentarios sobre Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago) - Santiago - Metropolitana Santiago
Contenido:
Especialidad Médica en Medicina Física y Rehabilitación (Santiago) .

Facultad: Ciencias/Especialidades Médicas
Director del Programa: Pilar González Henríquez
Fecha Inicio: 01-04-2019
Fecha Término período lectivo: 31-03-2022
Período contemplado para desarrollo de tesis: Incluído en la beca N/A
N° Total hrs. Pedagógicas: 6248
Nº Máximo de Vacantes: 4

Fechas de Postulación:

Desde: Mayo 2018 concursos ministeriales
Hasta: Completar vacantes

DESCRIPCIÓN PROGRAMA :

En Chile, ENDISC 2004 nos aporta información en términos de prevalencia de discapacidad con representación regional, permitiendo tener un diagnóstico sobre la magnitud de esta situación en nuestra población. Según los datos ENDISC 2004, un total de 2.062.072 personas presentaban discapacidad con algún grado de limitación de la actividad o restricción de la participación en ese año, lo que representa un 12,9% de la población total de nuestro país. Según esto, uno de cada 8 hogares alberga a una persona con discapacidad. En relación a la distribución por género un 58,2% son mujeres, y este porcentaje se va incrementando a medida que aumenta la edad. 
 
De acuerdo al tipo de daño, observamos que un 31,3% corresponde a personas con discapacidad de causa motora, un 27,7% de causa sensorial (8,7 auditivo y 19,0% visual), un 7,8% de causa Mental, intelectual 9% y un 10,3% múltiple. El nivel de severidad de la situación de discapacidad es un elemento importante a destacar. La percepción de la población, es que la mayoría de las personas conviven con un alto compromiso funcional, lo que influye negativamente en sus posibilidades de incorporación a la sociedad como elemento productivo, dos tercios de éstas se encuentran en los rangos leve y moderado, en que los procesos de rehabilitación o habilitación son altamente efectivos.

Históricamente, en Chile,  se asocia la discapacidad a la situación de los niños, dada la amplia difusión generada a partir de las campañas Teletón durante los últimos 30 años. Esta institución cubre un 83,9% de la población menor de 20 años en situación de discapacidad física y múltiple. El grupo de  30 a 64 años (51%), plantea un enorme desafío cuando reconocemos que la mayor parte de los servicios disponibles, tanto públicos como privados, están destinados a niños.

La población adulta mayor aparece como un porcentaje no despreciable de las personas con discapacidad permanente (35,1%). Este grupo tiene cada vez más peso relativo en el total de la población, alcanzando un 11,4%. El grupo de 65 años y más corresponde al 9% y, específicamente, los mayores de 80 años son el 14.7%. Actualmente, nuestra expectativa de vida es de 74,42 años para los hombres y 80,41 años para la mujer. 
 
La ENDISC, nos informa que del total de personas con discapacidad sólo el 6,49% había accedido a servicios integrales de rehabilitación durante el último año y un 67,08% a servicios generales de salud.

La discapacidad transitoria se genera en un contexto de pérdida momentánea de la funcionalidad, afectando la actividad y participación del individuo. En ellas, si bien lo central es siempre tratar la deficiencia estructural o funcional que la origina, la intervención desde una perspectiva de rehabilitación integral  y precoz  está demostrada para la patología que les afectan, disminuyen los tiempos de recuperación, potencian el resultado de las otras intervenciones, disminuyen las complicaciones evitables y previenen la evolución hacia una situación de discapacidad permanente.

En el año 2003 se pudo determinar que la prevalencia de dolor musculo-esquelético es 41,1 % en la población general y que el 56,4 % de ellas consultan a médico por este motivo. La intervención de rehabilitación a nivel primario ha mostrado ser capaz resolver la mayor parte de estos síndromes dolorosos y disminuir la presión que generan en los otros niveles de atención.

Las intervenciones de rehabilitación son parte de los protocolos de manejo de los pacientes críticos hospitalizados en las unidades especializadas. La complejidad de las intervenciones requiere de profesionales de rehabilitación cualificados y capaces de liderarlas a fin de no limitarlas a la evidente necesidad de rehabilitación respiratoria. Respecto de las personas que serán sometidas a intervenciones quirúrgicas programadas, una parte requieren (o requerirían) intervenciones de rehabilitación pre-operatorias a fin de mejorar su evolución intra y post operatoria y un segmento mayor para evitar complicaciones y disminuir tiempos de recuperación.

El último levantamiento de recursos de rehabilitación en los hospitales públicos, realizado el año 2006, evidenció una importante brecha en recursos humanos. El recurso especialista médico en Medicina Física y rehabilitación aparece como el factor que más compromete el desarrollo de una red de rehabilitación armónica, eficiente y de calidad. Es posible observar que hay disponibles en los hospitales del área pública una baja proporción de jornadas de 44 hrs de especialistas que se requerirían y en sólo 14 de los Servicios de Salud. Este recurso, no sólo presenta déficits en el sector público sino también en el privado: Teletón tiene dificultad para completar su plantilla de especialistas y las mutuales lo hacen cada vez con mayor dificultad. Si aplicamos el estándar medio, el país necesita 360 fisiatras con jornadas de 44 horas y hoy tenemos alrededor de 140 y parte importante de ellos no dedican jornadas de 44 horas al ejercicio de su especialidad.

Así, resulta evidente que existe un importante déficit de especialistas en Medicina Física y Rehabilitación en nuestro país, tanto en el sector público como privado, la especialidad es considerada en falencia. Existe una oferta de trabajo en el país, tanto en el sector público como privado, que no está siendo cubierta, y que tiene varios años de persistencia. Esta falencia limita, por otro lado, el desarrollo de las instituciones de salud que cubren estas necesidades.

Paralelamente, un progresivo mayor número de personas con discapacidad requerirá acceso a Rehabilitación, por el envejecimiento de la población, así como debido a la mayor sobrevida de prematuros, enfermos crónicos y secuelados de accidentes. 
 
Por lo tanto es imperativo crear más instancias de especialización en el área de la Medicina Física y Rehabilitación.

OBJETIVOS :

Especialidad estructurada por competencias.

ACTITUDES:

  1. Implementar el Paradigma Social de Salud y conocer el tradicional Paradigma Clásico de Salud. 
  2. Aplicar el Modelo profesional médico diagnóstico-terapéutico de función y calidad de vida en respuesta a las necesidades derivadas de la diversidad funcional del individuo en sociedad y en un modelo de atención integral e interdisciplinario de la persona con discapacidad y dependencia. 
COMPETENCIAS TRANSVERSALES:

a. INSTRUMENTALES
1. Capacidad de análisis y síntesis
2. Capacidad de organización y planificación
3. Comunicación oral y escrita
4. Conocimientos de informática relativos al ámbito de estudio
5. Capacidad de gestión de la información
6. Resolución de problemas
7. Toma de decisiones

b. PERSONALES
8. Trabajo en un equipo de carácter interdisciplinario
9. Trabajo en un contexto internacional
10. Habilidades en las relaciones interpersonales
11. Reconocimiento a la diversidad y la multiculturalidad
12. Razonamiento crítico
13. Compromiso ético

c. SISTÉMICAS
14. Aprendizaje autónomo
15. Adaptación a nuevas situaciones
16. Creatividad
17. Liderazgo
18. Conocimiento de otras culturas y costumbres
19. Iniciativa y espíritu emprendedor
20. Motivación por la calidad
21. Sensibilidad hacia temas medioambientales

VALORES PROFESIONALES, ACTITUDES, COMPORTAMIENTOS Y ÉTICA

1. Reconocer los elementos esenciales de la profesión médica, incluyendo los principios éticos y las responsabilidades legales.
2. Comprender la importancia de tales principios para el beneficio del paciente, de la sociedad y la profesión, con especial atención al secreto profesional.
3. Saber aplicar el principio de justicia social a la práctica profesional.
4. Desarrollar la práctica profesional con respeto a la autonomía del paciente, a sus creencias y cultura.
5. Reconocer las propias limitaciones y la necesidad de mantener y actualizar su competencia profesional.
6. Desarrollar la práctica profesional con respeto a otros profesionales de la salud. 
 
b. FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DE LA MEDICINA.
  
7. Comprender y reconocer la estructura y función normal del cuerpo humano, a nivel molecular, celular, tisular, orgánico y de sistemas, en las distintas etapas de la vida.
8. Reconocer las bases de la conducta humana normal y sus alteraciones.
9. Comprender y reconocer los efectos, mecanismos y manifestaciones de la enfermedad sobre la estructura y función del cuerpo humano, “y sus consecuencias sobre la capacidad funcional, la autonomía personal y la calidad de vida del paciente”.
10. Comprender y reconocer los agentes causantes y factores de riesgo que determinan los estados de salud y el desarrollo de la enfermedad.
11. Comprender y reconocer los efectos del crecimiento, el desarrollo y el envejecimiento sobre el individuo y su entorno social.
12. Comprender los fundamentos de acción, indicaciones y eficacia de las intervenciones terapéuticas, basándose en la evidencia científica disponible. 
 
c. HABILIDADES CLÍNICAS.

13. Obtener y elaborar una historia clínica que contenga toda la información relevante.
14. Realizar un examen físico y una valoración mental.
15. Tener capacidad para elaborar un juicio diagnóstico inicial y establecer una estrategia diagnóstica razonada.
16. Reconocer y tratar las situaciones que ponen la vida en peligro inmediato, y aquellas otras que exigen atención inmediata.
17. Establecer el diagnóstico, pronóstico y tratamiento aplicando los principios basados en la mejor información posible.
18. Indicar la terapéutica más adecuada de los procesos agudos y crónicos más prevalentes, así como de los enfermos en fase terminal.
19. Plantear y proponer las medidas preventivas adecuadas a cada situación clínica. 
 
d. HABILIDADES DE COMUNICACIÓN.

20. Escuchar con atención, obtener y sintetizar información pertinente acerca de los problemas que aquejan al enfermo, y comprender el contenido de esta información.
21. Redactar historias clínicas y otros registros médicos de forma comprensible a terceros.
22. Comunicarse de modo efectivo y claro, tanto de forma oral como escrita con los pacientes, los familiares, los medios de comunicación y otros profesionales.
23. Establecer una buena comunicación interpersonal, que capacite para dirigirse con eficiencia y empatía a los pacientes, a los familiares, medios de comunicación y otros profesionales. 
 
e. SALUD PÚBLICA Y SISTEMAS DE SALUD.

24. Reconocer los determinantes de la salud en la población, tanto los genéticos como los dependientes del estilo de vida: demográficos, ambientales, sociales, económicos, psicológicos y culturales.
25. Asumir su papel en las acciones de prevención y protección ante enfermedades, lesiones o accidentes y mantenimiento y promoción de la salud, tanto a nivel individual como comunitario.
26. Reconocer su papel en equipos multiprofesionales, asumiendo el liderazgo cuando sea apropiado, tanto para el suministro de cuidados de la salud, como en las intervenciones para la promoción de la salud.
27. Obtener y utilizar datos epidemiológicos y valorar tendencias y riesgos para la toma de decisiones sobre salud.
28. Conocer las organizaciones internacionales de salud, y los entornos y condicionantes de los diferentes sistemas de salud. 
 
f. MANEJO DE LA INFORMACIÓN.

29. Conocer, valorar críticamente y saber utilizar las fuentes de información clínica y biomédica para obtener, organizar, interpretar y comunicar la información científica y sanitaria.
30. Saber utilizar las tecnologías de la información y la comunicación en las actividades clínicas, terapéuticas, preventivas y de investigación.
31. Mantener y utilizar los registros con información del paciente para su posterior análisis, preservando la confidencialidad de los datos. 
 
g. ANÁLISIS CRÍTICO E INVESTIGACIÓN.

32. Tener, en la actividad profesional, un punto de vista crítico, creativo, con escepticismo constructivo y orientado a la investigación.
33. Comprender la importancia y las limitaciones del pensamiento científico en el estudio, la prevención y el manejo de las enfermedades.
34. Ser capaz de formular hipótesis, recolectar y valorar de forma crítica la información para la resolución de problemas, siguiendo el método científico.

PUBLICO OBJETIVO :

La Universidad Mayor entrega cupos de Especialidades Médicas anualmente al Ministerio de Salud de Chile para su programa de formación de especialistas para Chile, requiriendo ser habilitados por la Universidad Mayor.

Requisitos de selección-habilitación a Especialidades Médicas Universidad Mayor:

  1. Médico Cirujano, titulado en Universidades chilenas acreditadas, con Escuela de Medicina acreditada o en Universidades extranjeras con su título validado por Ministerio de Relaciones Exteriores o Ministerio de Educación de la República de Chile; en este caso el postulante debe ser chileno o ser extranjero residente indefinido en Chile y autorizado legalmente para ejercer la Medicina en Chile. 
  2. Máximo 10 años de título médico al 31 de marzo del año de inicio de la carrera. 
  3. Los médicos deben haber rendido y aprobado el EUNACOM (Examen Único Nacional de Conocimientos Médicos). 
  4. El postulante que participa en concursos ministeriales en los cuales la Universidad Mayor haya comprometido cupos, deberá atestiguar su participación en el concurso respectivo. Esta situación de compromiso mutuo entre MINSAL-Servicio de Salud y médico postulante a Especialidad Médica otorga puntaje de selección, de modo que deberán venir los datos completos. 
  5. El postulante deberá rendir examen de salud mental dirimente en la Universidad Mayor (costo del postulante) en algunas especialidades: Anestesiología y Reanimación, Medicina Física y Rehabilitación y Psiquiatría. 
  6. Todos los postulantes deberán acudir a una entrevista estructurada ante Comité, formado al menos por la Directora de Especialidades Médicas y el profesor encargado de la especialidad a la que postula o sus representantes y otro docente y/o testigo. 
  7. Documentación requerida (presentada en carpeta): ficha de postulación a especialidades médicas Universidad Mayor y documentos de respaldo.
Especialidades derivadas: idéntico proceso con la exigencia adicional del título de especialista en la especialidad primaria correspondiente, igualmente validado en Chile.

PERFIL DE EGRESO:

Se otorga el título de Especialista en Medicina Física y Rehabilitación. Al terminar sus estudios, la persona se ha convertido en un médico cirujano que conoce profundamente la especialidad, pudiendo desempeñarse eficientemente en atención de enfermos en fisioterapia y ejercicios, electrodiagnóstico, prótesis y órtesis y rehabilitación integral; conocerá anatomía aplicada y biomecánica, semiología y clínica del sistema músculoesquelético, nociones de gestión y administración en salud.       
               
La metodología incluye trabajo clínico ininterrumpido, bloques teóricos concurrentes, pasantías en hospitales y centros de diferentes características, curso transversal con los demás especialistas en: epidemiología, metodología de la investigación, ética, lectura crítica. Evaluaciones de cada actividad, conducentes a exámenes anuales ante comisión de la Facultad de Medicina, presentación de actividades de investigación y sistema estructurado de evaluaciones conducentes al título de especialista Universidad Mayor, compartido con las demás especialidades de la Facultad.

Los estudiantes tienen oportunidades programadas de expresar su evaluación de la Universidad, de los campos clínicos y de los docentes, mediante encuestas anónimas y reuniones presenciales anuales, cuyos resultados son analizados en Comité Asesor de Postgrado con todas las especialidades y comunicados a los docentes para contribuir a las modificaciones positivas de los programas, constituyendo una cultura de assessment y aseguramiento de la calidad.

El especialista será capaz de estudiar, planificar investigación clínica, organizar el trabajo clínico, atender eficiente y éticamente los pacientes. Está entrenado en autoaprendizaje, adecuadas relaciones interpersonales, búsqueda y manejo de información con los medios tecnológicos actuales, análisis de situaciones epidemiológicas y trabajo en equipo. Está orientado a mantenerse informado de la realidad social, cultural, económica, ideológica de Chile y del mundo y a considerarla en su vida y en su trabajo. Está inserto en el Sistema de Salud chileno y preparado para trabajar en él, mantenerlo y mejorarlo, en conjunto con los demás profesionales chilenos. Está dispuesto a tener espíritu de perfeccionamiento permanente en Chile y en el mundo global.

PLAN DE ESTUDIOS/ TEMARIO :

  1. Anatomía Aplicada y Biomecánica
  2. Semiología y Clínica del Sistema Neuromuscular
  3. Fisioterapia y Ejercicios
  4. Electrodiagnóstico
  5. Rehabilitación Integral
  6. Prótesis y Órtesis
  7. Gestión y Administración en Salud
  8. Rotación Electiva
  9. Epidemiología clínica
  10. Metodología de la Investigación
  11. Ética Clínica
  12. Lectura y Escritura Crítica
  13. Trabajo de Investigación
METODOLOGÍA :

El programa está diseñado en módulos, existe un módulo inicial que  permite entregar la información básica general de la especialidad para permitir de esta forma aprovechar las actividades clínicas posteriores. Este primer módulo tiene una duración de siete semanas,  durante las cuales es concurrente con las actividades clínicas que denominamos rotaciones. Las rotaciones son de carácter modular, es decir el orden para los residentes no es el mismo. La dedicación es completa, asistiendo de lunes a sábado con horario de 44 horas semanales. 

Evaluaciones y Exámenes

  • El proceso de evaluaciones y exámenes se hará en base al Proceso de Evaluación vigente sobre  Evaluación de Especialización en Post-grado, de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor (adjunto). 
  • En particular: realización y presentación de un trabajo de investigación. Se aprobará con nota 5 (cinco).  
  • La realización y presentación del trabajo de investigación establecido como requisito de titulación tendrá una ponderación de 20% de la nota de presentación al examen final del programa. 
Ventajas competitivas:

Excelente formación multicéntrica con docentes especializados e integrados a la Sociedad científica de la especialidad. Campos clínicos idóneos bien equipados. Casuística variada.

Sede y campus: Hospital DIPRECA,  Félix Bulnes, Mutual,  HOSCAR
Modalidad: Diurno
Frecuencia de dictado del Programa: Anual
Horario de clases (día y horario por día): L-V 8-17hrs y turnos

Forma de Pago:

  • Contado (Descuento sobre arancel del 6%)
  • Crédito Directo de hasta 11 cuotas.
  • Descuentos
Documentación para la postulación.

  • Fotocopia de cédula de identidad/pasaporte
  • Certificado de título o egreso
  • Certificado notas carrera origen
  • Curriculum vitae
  • Entrevista(s)
  • Evaluación de antecedentes
  • Exámen de salud mental (psicólogo en la U. Mayor)
  • Certificado médico
  • Certificado de nacimiento
  • Otros requisitos especiales (INDICAR)
Otra formación relacionada con Postgrado de Terapia de Rehabilitación: